Mixba'al, Revista Metropolitana de Matemáticas es una publicación anual de la Universidad Autónoma Metropolitana, a través de la Unidad Iztapalapa, División de Ciencias Básicas e Ingeniería. Departamento de Matemáticas. Prolongación Canal de Miramontes 3855, Col. Ex Hacienda San Juan de Dios, Delegación Tlalpan, C.P. 14387, México, D.F. La revista cuenta con el Certificado de Reserva de Derechos de Uso Exclusivo de Título No. 04-2010-072017382600-203, ISSN: 2007-7866 para la versión impresa, e ISSN: 2007-7874 para la versión electrónica, todos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Certificado de Licitud de Título y Contenido número 15093 ante la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación.

 

El nombre de esta revista es la palabra Mix ba’al, que, en maya yucateco, corresponde al número cero. 

Los mayas desarrollaron dos ideas fundamentales en matemáticas: el valor posicional y el cero. Sólo otra gran cultura de la antigüedad llegó a encontrar estos conceptos: la cultura hindú. Estos dos elementos, el valor posicional y el cero, pudieran parecernos simples y básicos hoy en día. Y de hecho, lo son, y en ello radica precisamente su genialidad. Ni griegos ni romanos, con toda la fuerza de su espíritu, desarrollaron estos principios. Basta tratar de escribir algunos números, como por ejemplo el 195,483 que en números romanos se escribe: acerca para darnos cuenta de la importancia del cero y del valor posicional.

El sistema maya es vigesimal, los mayas contaban desde el cero hasta el diecinueve antes de empezar de nuevo en el siguiente orden. 

Los numerales mayas se escriben con sólo tres símbolos: un punto, que significa uno; una raya, que es un cinco, y el glifo de un caracol, o semilla, para representar el cero.

Los mayas en su ejercicio de abstracción matemática definieron que antes del numeral uno existe la vida en potencia, el principio, la energía, la fuerza generadora de vida en el cosmos representado a través de la flor, la semilla, el caracol, o bien, el Ajaw, que son los símbolos generadores de vida, de fertilidad y de fecundidad. La interacción a través del impulso como dador del movimiento, produce la energía y la vida. El caracol está asociado a los ciclos del movimiento del tiempo.

Tomamos como modelo el concepto del cero maya o Mix ba’al como un reconocimiento a la sabiduría de nuestros ancestros y por la aplicación a soluciones simples y básicas de problemas aparentemente muy complejos.

Por estas razones hemos elegido el símbolo del caracol como logotipo, con el color de la UAM, unidad Iztapalapa.